CPDT
logo CPDT
Premio

Bienvenidos al Centro Patagónico de Documentación Teatral

Un lugar de encuentro, reflexión y análisis sobre las artes escénicas.

Nueva Publicación del Instituto Nacional de Teatro

Luisa Calcumil portada

PRÓLOGO

Me estremezco sorprendido al leer en voz alta los textos de estas creaciones de Luisa Calcumil…, casi siento el olor de los objetos en escena, sus pasos descalzos yendo y viniendo por ese espacio mutante y profundo…, cantos sagrados que se clavan en la tierra y vuelan hasta sus cielos, dolor hecho llanto guardado, parlamentos que interpelan… develadores y premonitorios… injusticias… discriminación… violencia… “Inacal: estos hilos son mis venas, esta hebra es mi memoria, tengo que tejer con hilos no con hilachas, pero… me olvido (…). … Nací en el campo, siempre viví en el campo. Todavía era muchacha joven y estaba sentada al telar cuando pasó un hombre mayor y le dijo a mi padre que me quería para mujer. Me llevó, no pude decir nada, así había sido con mi abuela y con mi madre, que me dio consejos para ser buena mujer y seguir donde quiera que vaya Carrileu, el marido que ahora tenía yo,…”. (Fragmentos de Hebras, de Luisa Calcumil y Valeria Fidel). Palabras que relatan la dignidad conmovedora de Doña Erminda frente al destrato de la señora, patrona de su hija embarazada…: “Doña Erminda: (…) Vine porque taba juntando la chiva y pegó tiritón mi cuerpo lo… ¿Eh? ¿La tierra? No, señora, yo no tengo tierra. Lo antiguo mío sabían tener, pero eso lo corrieron todo, pusieron lambrau lo rico, mi gente quedó juera el campo, pusieron lambrao lo blanco, nosotros quedamo pobre. Que voy tener tierra yo, si le toi cuidando la chiva al turco Mutafá, en el campo del turco toi. ¡Mire la ocurrencia e la señora que yo voy a tener tierra! ¡Ah! ¡La tierra la alpargata! Eta tierra sí e mía. Pero lueguito sale nomá. … Güeno, señora, no tené pa que hablarme tan golpeao tampoco. Ya sé cómo lo hacen lo hijo a nosotros señora. ¡Yo via dir ver mi nieto! No somos perro, señora. ¡Tate callao nomá, señora! ¡Yo via dir ver mi nieto! No te hagué problema, señora” (se aleja cantando Ue Ue Ue Uea…). (Fragmento de Es bueno mirarse en su propia sombra, de Luisa Calcumil). En una entrevista periodística sobre su espectáculo La tropilla de Ruperto, Luisa decía: “A veces se puede escuchar hablar con cierta ‘ligereza’ a quienes pintan a nuestro pueblo paisano usando únicamente los colores de la tristeza o el dolor… cabe entonces preguntarse quién puso esos colores, quién pretendió borrar la sonrisa de la boca y el corazón de nuestra gente…”. Quizá esta fue su preocupación y su pasión por difundir y defender las manifestaciones auténticas 6 TEATRO ÉTNICO-POPULAR. PRÓLOGO de su pueblo, revelando desde el respeto y el cariño, el humor, la ternura y el asombro de los fogones paisanos, la música incomparable de la alegría como fresco rocío de pastos mojados, a través de las palabras de su paisano Ruperto

(Libro completo disponible en sección PUBLICACIONES)